Comienza un nuevo Ciclo

2016 está a punto de terminar y es momento de hacer balance y ponerse las pilas para conseguir un 2017 mejor todavía. Aunque este año he conseguido realizar mi gran reto personal, batir un récord y además hacerlo de forma benéfica, ya estoy dando vueltas a un nuevo reto mucho mayor en todos los aspectos.

No tengo ningún reparo en reconocer que estoy muy orgulloso cuando miro atrás y pienso en lo que ha sido este año para mi. Conseguir ser la primera persona en realizar la Vulcan Bike Trakcs de Lava en formato Non Stop y además recaudando fondos para ayudar a los niños de la Fundación Síndrome de West es algo que no olvidaré jamás. Para quienes no lo conozcáis, aquí os dejo la crónica de la aventuraAdemás, en el resto de mis «obligaciones» como deportista, tampoco se me ha dado mal. Durante el año he sacrificado la participación en varias carreras por esta centrado en la preparación del reto, pero una vez ya de vuelta de Lanzarote y tras unas merecidas semanas de descanso y vacaciones se acercaba el invierno y con ello las carreras de ciclocross.

A pesar de que no es una modalidad de ciclismo a la que me adapte bien, por ser carreras muy cortas e intensas, llevo varios años corriendo la temporada completa del Campeonato de Madrid porque son un gran entrenamiento de explosividad y porque sobre todo, me lo paso muy bien.

Este año también ha sido un gran año para mi en el ciclocross, he tenido unos resultados sorprendentemente buenos y estoy muy orgulloso de la temporada que he conseguido. En años anteriores mi objetivo en las carreras era (y no os riáis) que no me doblasen, y por desgracia no lo conseguía en todas.

El gran objetivo que me había marcado esta temporada era conseguir puntuar en las carreras, lo que significa entrar entre los 25 primeros. Nunca lo había conseguido y era algo ambicioso pero parece que estoy haciendo las cosas bien porque desde la primera carrera ya marqué un puesto 25 y ¡mi primer punto del campeonato!

Las sensaciones este año han sido increíbles, este año luchaba codo con codo de principio a fin con corredores muy buenos mientras años anteriores me quedaba de los últimos nada más salir. Este año era yo quien doblaba corredores, y ver tu nombre en la lucha de la clasificación general es algo que nunca me había pasado.

Al final, de las 12 carreras de la temporada, en 5 carreras conseguí puntuar, dos de ellas entrando dentro de los 20 primeros (algo impensable para mi), me retiré en dos, una por avería y otra por una fuerte caída en la salida, y me perdí dos por una gripe. En total 21 puntos con lo que jamás habría soñado.

Ahora toca pensar en 2017 y no puede ser de otra manera que volviendo a maquinar un reto imposible y por supuesto que sirva para ayudar a quienes no han tenido tanta suerte como nosotros. Una de las cosas que he aprendido este 2016 es que somos capaces de hacer cosas increíbles y que vosotros sois los primeros que ayudáis y ponéis vuestro granito de arena para que los sueños se cumplan.

Ya os iré informando del nuevo reto, de la preparación y por su puesto de a quienes ayudaremos entre todos, algo en lo que me gustaría que quien quiera aporte sus ideas. Mientras tanto, solo quiero deciros una vez más, que vosotros sois quienes hacéis que los sueños se hagan realidad.

Como siempre, GRACIAS por estar ahí y…. ¡Me voy a por las uvas!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *